La fórmula del éxito: ventajas competitivas y principales estrategias

Compartir

¿CÓMO SE CONSIGUE EL LIDERAZGO? No existe una fórmula mágica. Si pensamos en grandes empresas o en líderes del mercado como Netflix, Amazon, Inditex y Mercadona, vemos que cada una de ellas posee su propia ventaja competitiva. El mercado cambia constantemente, la competencia aumenta y aparecen nuevas iniciativas empresariales. Por ello es importante saber identificar cuáles serán aquellas acciones que te permitirán marcar la diferencia.

Algunas de ellas pueden ser: la innovación, la fidelidad de los clientes, el análisis de la empresa y del mercado, los precios, la intención de internacionalizarse o expandirse, la optimización de  los costes, el modo de financiación, los trabajadores, y pensar con vistas al futuro. Para poder tomar decisiones y formular estratégicas beneficiosas, es importante elaborar un análisis de la competencia y un análisis interno de la propia empresa.

ANÁLISIS DE LA COMPETENCIA

El análisis de la competencia es un análisis de los recursos, capacidades, estrategias, ventajas competitivas, fortalezas y debilidades de la competencia. Éste se realiza con el objetivo de poder tomar decisiones o formular estrategias que nos permitan competir con ellos de la mejor manera posible. Podemos sacar provecho de sus debilidades y tomar como referencia las acciones que les esté dando buenos resultados. ¿Cómo podemos realizar un buen análisis de la competencia? Debemos seguir cinco pasos:

  • Determinar la necesidad o el objetivo del análisis
  • Determinar la información que vamos a necesitar, y por tanto, qué vamos a recolectar
  • Recolectar la información
  • Analizar la información
  • Tomar decisiones o formular estrategias

Se suele pensar que el análisis de la competencia es algo que solamente se realiza al momento de iniciar un nuevo negocio o entrar en nuevo mercado. Pero esta tarea debería realizarse constantemente, sobre todo, cuando las empresas lanzan nuevos productos al mercado cada vez con mayor frecuencia, y cuando cada vez aparecen más empresas competitivas.

ANÁLISIS INTERNO

El Análisis DAFO  es una herramienta que analiza y define la situación actual de tu negocio para poder tomar las decisiones estratégicas adecuadas. Es habitual tanto en un plan estratégico como en un plan de negocio o un estudio de mercado. Mediante un análisis del entorno externo y las características internas de tu negocio, esta herramienta de gestión empresarial permite obtener una representación gráfica de sus debilidades, amenazas, oportunidades y fortalezas.

El Análisis CAME es suplementario al DAFO, y sirve para definir las acciones básicas que puedes aplicar a cada uno de los factores que hayas identificado en tu matriz DAFO. Es decir, a corregir las debilidades propias de tu negocio, a afrontar las amenazas externas que presenta el mercado para tu negocio, a mantener las fortalezas intrínsecas de tu negocio, y a explotar las oportunidades que te brinde el mercado.

ESTRATEGIAS COMPETITIVAS

Una vez realizado un análisis de nuestro negocio y de nuestra competencia, es la hora de tomar decisiones y formular estrategias. Las estrategias competitivas permiten alcanzar una posición ventajosa frente al resto de los competidores que se traduce en la consecución de una ventaja competitiva sostenida a lo largo del tiempo y que supone una mayor rentabilidad. Michel Porter definió tres tipos de estrategia competitiva:

  1. Estrategia de liderazgo en costes: Una empresa logra el liderazgo en costes cuando tiene costes inferiores a los de sus competidores para un producto o servicio similar. Gracias a la ventaja en costes, la empresa consigue rebajar sus precios hasta anular el margen de su competidor.
  2. Estrategia de diferenciación de producto: Una empresa cuenta con una ventaja competitiva en diferenciación de producto cuando ofrece un producto o servicio que, siendo comparable con otros, tiene ciertas características que lo hacen único a ojos de los clientes. Por ello, los consumidores están dispuestos a pagar más por ese producto.
  3. Estrategia de segmentación o enfoque: Esta estrategia se basa en centrarse en un segmento específico del mercado, creando productos y servicios especialmente diseñados para responder a sus necesidades y preferencias. Por ejemplo, una empresa puede centrarse en un grupo concreto de consumidores, un mercado geográfico o una línea de productos.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Author avatar
Paula Almarza

Publicar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *